PISOS (PARTE 1) 

Es muy importante la elección de los diferentes tipos de pisos para los cuartos de la vivienda, ya que su influencia en el esquema de diseño, de colores y ambientación general es primordial.

PISOS DE MADERA MACIZA Y DE INGENIERIA

Los pisos de madera, ya sea maciza o de ingeniería, son pisos cálidos, no solo visualmente, sino también al tacto. Tienen alta durabilidad y pueden ser incluidos en casi cualquier esquema o estilo de diseño interior. La madera, una vez colocada no requiere demasiado mantenimiento, por lo que se constituye en una opción práctica para la mayoría de las habitaciones del hogar.

Dependiendo del estilo buscado, variarán las alternativas y los cuidados necesarios; si se busca un estilo rústico, o vintage, necesitará menores cuidados; en cambio si lo que se quiere lograr es un acabado brillante y pulido, los requisitos de mantenimiento serán más elevados.

De los diferentes tipos de maderas, el roble macizo es una buena opción, que ofrece durabilidad. Mediante un sencillo reacondicionamiento, por ejemplo un encerado, limpiado o lijado, le permite recuperar su aspecto de nuevo tras el desgaste natural por el tiempo y el uso.

La madera, ofrece un tono neutro y cálido, lo que la convierte en un material adaptable a modificaciones de colores y de mobiliario. La diferencia entre el piso de madera maciza y el de ingeniería es que en el primero, los tablones o las baldosas, son piezas íntegras de madera; mientras que en el segundo, son fabricados en capas de madera adheridas en una construcción diagonal, lo que les permite evitar variaciones térmicas, y son, en consecuencia, muy estables, por lo que pueden ser empleados en cocinas, aunque no en baños, ya que se debe evitar salpicarlos con agua.  

LAMINADOS

La elección de los pisos laminados debe ser cuidadosa, y su instalación, debe estar a cargo de un profesional, para que puedan proveer una prestación a largo plazo.

Originalmente, estos pisos, solo imitaban maderas, pero con el correr de los años incorporaron estilos y diseños nuevos que simulan piedras y mosaicos, por lo que hoy en día se están consolidando como una alternativa más económica a los pisos reales de estos materiales.

El piso laminado es esencialmente una imagen del material (madera piedra o mosaico) laminada sobre una base robusta, y luego sellada con una capa texturizada resistente al desgaste. Son muy sencillos de instalar y por lo general se emplean métodos de encastre para su colocación, con la ventaja que pueden ser armados sobre cualquier base estable y pareja.

Son compatibles con sistemas de calefacción del tipo losa radiante y permiten incorporar aislación acústica.

Lo aconsejable es seleccionar diseños clásicos, viendo el producto directamente, y no por catálogos o fotos, ya que la terminación y la textura serán los que le darán la calidad al resultado terminado. Dentro de las versiones texturizadas se debe considerar que las juntas en “V” entre las placas son más convincentes que las terminaciones totalmente lisas, y que un acabado mate, semi-mate o satinado es más realista que uno brillante y reflectivo.

VINILOS Y GOMAS

Los pisos de vinilo pueden replicar piedra, mosaicos y maderas, colaborando con ambientes modernos o clásicos, mientras que los pisos de goma tiende hacia estilos pulcros y contemporáneos.

Las variedades de pisos de vinilo, van desde los mosaicos adhesivos, a las planchas y tablones de vinilo rígidos, diseñados para replicar madera y piedra, incluyendo hasta las láminas y mosaicos acolchonados.

Los vinilos rígidos pueden ser instalados para crear bordes, motivos y texturas mixtas, de diferentes materiales en un mismo piso. Ofrecen una propuesta completa en su diseño, donde se incluyen hasta las líneas de las juntas representadas con finas tiras de vinilo.

Las láminas acolchonadas, se comercializan en rollos y son la solución ideal para un piso de baño o cocina, económico y sin juntas. Los pisos de goma son ideales para cocinas y baños y trabajan muy bien cuando se intenta crear con ellos un telón de fondo minimalista para un cuarto colorido.

Todos los vinilos y gomas son compatibles con los sistemas de calefacción por losa radiante, y son soluciones fáciles de limpiar, y de bajo mantenimiento para cocinas y baños, ya que no tienen problema con los derrames de agua. Todo lo que se requiere para su mantenimiento es, limpieza húmeda y barrido con una escoba suave, que evite causar rayaduras.

 

 

IMÁGENES

Pisos de Madera, Laminados, Vinilos y Gomas