COCINAS EN ISLA 

ESTILO CENTRAL - Para que la cocina en isla capture la atención de cualquiera con estética deseable y practicidad versátil.

Hoy en día, cada vez son más las cocinas diseñadas con una distribución en isla. Si se encuentra ubicada en un espacio familiar de uso libre, como un living o comedor abierto, la inclusión de la isla, pone el foco de atención en la actividad del centro de la cocina.

Un espacio amplio con armarios y superficies de trabajo siguiendo el perímetro de las paredes puede sufrir el problema de la falta de foco, con demasiada distancia entre los tres elementos del triángulo de trabajo (almacenamiento, preparación y cocina). El formato en isla resuelve este problema, logrando que los tres puntos centrales, cumplan su objetivo y trabajen de forma apropiada. Cada elemento del triangulo debe estar cerca de otro, y si al menos dos están situados en la isla, se obtiene un formato de distribución exitoso.

Como la isla es casi siempre el principal punto focal de la cocina, necesita estar construida en una combinación de materiales cuidadosamente seleccionados. Se debe tener en mente que captará mucho espacio visual y estará en uso constante por todos los miembros de la familia. Desde un punto de vista estrictamente práctico, si hay niños en el hogar, se debe considerar un diseño que tenga mesadas de menor altura. La variación de niveles, separará visualmente las diferentes áreas destinadas a distintas funciones; los asientos y el área de comedor, deberán ser más bajos que la altura estándar de las mesadas de trabajo, y, las barras de desayunador, más altas que estas.

Si no hay espacio para una mesa de comedor, una isla responde como tal, con áreas designadas para cocinar y preparar y diferencias de nivel para poder comer y charlar. Un extractor puede actuar como línea divisoria entre el área de preparación y el área social. Empleando mixturas de materiales, se puede también codificar con colores las diferentes funciones.

El diseño de la cocina es una oportunidad para ser creativo y añadir toques de estilo, tales como una sección de alguna madera particular, paneles de acero inoxidable, o algún detalle en vidrio que añadirá interés visual. No es solo la superficie de la isla lo que juega un rol principal en la eficiencia y ergonomía de la cocina. El área de bajo mesada también es vital y puede ser considerada el corazón de la cocina.

Un diseñador inteligente puede decidir agrupar todos los electrodomésticos dentro de la unidad de la isla, desde el horno, el lavavajillas o un freezer bajo mesada e inclusive la pileta. Mientras que la heladera se ubique convenientemente contra alguna de las paredes. Una de las ventajas de incluir un horno o cocina en el centro es que, éste permite la actividad social mientras que una pileta, incomodaría a los invitados ya q en ella se lleva a cabo el proceso de lavado. Se puede considerar incluir también un sistema de eliminación de residuos, como una unidad extraíble con contenedores de reciclaje. Algunos enchufes discretos también son una adición innovadora, porque permiten enchufar cualquier electrodoméstico en la isla.

No se debe olvidar que las islas tienen un perímetro amplio, por lo que se debe evitar una distribución que implique demasiado tiempo caminando en torno a ella. Las curvas son una herramienta exitosa de diseño, porque llevan naturalmente a las personas a unirse, creando un ambiente más social que una línea recta. También debe considerarse cuidadosamente la luz, ya que en este caso la iluminación central superior no resulta suficiente, debe procurarse que no se produzcan sombras sobre el espacio de trabajo, para completar el esquema de diseño y convertir a la isla en un sitio atractivo para cualquier hora del día.

 

IMÁGENES

Cocinas en Isla: ejemplos de diseño y distribución